No quiero joyas, aprecio mucho mas un tesoro.


Con el tiempo me he vuelto más exigente. Reflexionando acerca de lo que he visto y he vivido he llegado a la conclusión de que no debo conformarme con una joya, no importa el tiempo que ha de pasar. PREFIERO ENCONTRAR UN TESORO, de acuerdo a lo siguiente:

UNA MUJER BELLA AGRADA A LA VISTA; UNA MUJER BUENA AGRADA AL CORAZÓN.

LA PRIMERA ES UNA JOYA. LA SEGUNDA ES UN TESORO. (Napoleón)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexion y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s