Retroceder es permitido ocasionalmente.


Hemos escuchado o leído muchas veces que no es bueno retroceder ni para tomar impulso. Sin embargo y pensando un poco al respecto he llegado a la conclusión de que esta es una manera no atinada en algunas situaciones.

Veamos por ejemplo el caso en que vas por un camino equivocado. Ya sea físicamente o en comportamiento, nada ni nadie puede aconsejarte y mucho menos obligarte a continuar en tal dirección. Pienso que cuando te das cuenta que ese camino te lleva a error, entonces es el momento de retroceder y retomar el camino correcto, el que puedas transitar quizás con algunos tropiezos y obstáculos, pero que no estén en conflicto con otras personas; que no haya motivos para que tengas que arrepentirte de sucesos desagradables ocasionados por estas acciones.

Recuerda:

EL CAMINO CORRECTO ES SIEMPRE LA MEJOR ALTERNATIVA; A PESAR DE LOS INCONVENIENTES A CORTO PLAZO, PUES LA RECOMPENSA ES LA SATISFACCIÓN DEL BIEN QUE SE REALIZA.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rompiendo Paradigmas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s